Tipos de Mediación

Podemos ayudarte en:

Decisiones familiares respecto de padres y abuelos
Comunicación de pareja para el logro de acuerdos
Entrenamiento parental
Acuerdos en relación con negocios familiares
Dificultades o diferencias en la crianza de los hijos
Comunicación padres y adolescentes privilegiando la buena convivencia
Decisiones en materias de herencia

Acuerdos formales post-ruptura en separación:

Quienes terminan su relación matrimonial o de pareja, seguirán siendo padres por toda la vida. Nos abocamos a entregar herramientas para un nuevo diálogo entre padre y madre, con la idea de encontrar  formas de relación que favorezcan el bienestar emocional de los niños o adolescentes.

Estamos certificados frente al Ministerio de Justicia para desarrollar mediaciones previas y obligatorias para parejas en proceso de separación.

Los acuerdos alcanzados por las partes, son homologados ante Tribunales de Familia, pasando a tener validez de sentencia judicial.

Colaboramos para alcanzar acuerdos en:

Pensión de alimentos y gastos para la mantención económica de los niños
Relación directa y regular con el padre o madre que no tiene el cuidado personal
Cuidado personal para que lo ejerza uno de los padres o en forma compartida

Comunicación matrimonial o de pareja:

Facilitamos el diálogo al interior del matrimonio o la vida en pareja, en cualquier etapa de vida juntos, cuando están sometidos a una dificultad comunicacional o conflicto que paraliza su relación o ha generado una tensión tal que tiene entrampada la toma de decisiones y la armonía de las relaciones entre sí y/o con los hijos.

Relaciones familiares:

Por medio de la Mediación Familiar Apoyamos a la familia a establecer relaciones más sanas por medio de la, identificando las situaciones problema que afectan al conflicto específico, conduciendo a una solución colaborativa en un ambiente confidencial y contenido.

Te ayudamos a conversar con quien resulte difícil hacerlo, con la idea de definir puntos de acuerdo en que ambos participen activamente.

Relaciones comerciales:

Conducimos la comunicación entre personas para que puedan analizar y solucionar su situación problema, negociar colaborativamente logrando  salir de posiciones intransigentes, se abran a  escuchar proponiendo sus planteamientos de forma positiva y constructiva.

Es un procedimiento formal, en que un mediador imparcial ayuda a otros a llegar a una solución mutuamente valorada, potenciando el entendimiento y protegiendo las relaciones comerciales futuras.

Conflictos contractuales:

Luego de firmado un contrato pueden surgir conflictos sobre su interpretación, sobre las obligaciones, el cumplimiento del mismo o la forma de poner fin. Con la mediación ayudamos a las partes a resolver estas diferencias contemplando la posibilidad de mantener el vínculo contractual o beneficiar las relaciones futuras aunque el contrato termine.

Ambiente y relaciones laborales:

Apoyamos a la empresa a mantener ambientes de trabajo gratos y un adecuado bienestar psicosocial de los colaboradores.

Diferencias mal manejadas en el ambiente de trabajo pueden derivar en malas prácticas a nivel de gestión, niveles de tensión y stress interno que hacen deficiente la calidad en el servicio a los clientes y/o la productividad.

Comunidad escolar:

Capacitamos a los agentes educativos en resolución pacífica de conflictos a través de técnicas y procedimientos eficaces que les permitan gestionar tanto la resolución de un problema concreto como la prevención de la escalada del mismo.

Decisiones y conflictos comunitarios:

La vida en sociedad implica la existencia de conflictos interpersonales que es necesario resolver mediante acuerdos, para velar por el bienestar y armonía de copropietarios, usuarios, vecinos, socios o miembros de una comunidad específica. En estos casos el mediador actúa imparcialmente sirviendo de puente entre los participantes para que ellos colaboren creativamente en la resolución de su conflicto o en la toma de una decisión.